El arte de la nominación

Atreverte a nominar algo que ya existía, y que nadie antes había nominado, requiere de osadía y transgresión por tu parte. En cambio, nominar algo que otros ya nominaron antes que tú puede ser prueba de tu conformismo, con lo cual no vas a cambiar nada en tu vida. Sin embargo, otra cosa es ir nominando de diferente manera las cosas ya nominadas hasta que, en un desenlace genial, transformen todo su sentido ante ti y ellas mismas pongan la alfombra de la conciencia bajo tus pies.

Anuncios

Capacidad y potestad

Una capacidad o un talento sin potestad no puede favorecer el desarrollo de una actitud y, por tanto, no puede dar lugar a ningún resultado ni reconocimiento, tan sólo sufrimiento. En cambio, la toma de conciencia acerca de una potestad puede hacer que todo un modo de actuar empiece a cambiar.

Desconsideración del propio valor y mobbing

La desconsideración hacia el propio valor y el mobbing que otros practican están muy relacionados. Es la ley de la atracción manifestándose y poniendo en evidencia un mensaje contundente.

El arte de nominar el valor y el precio

Una cosa es el valor, tu valor; otra cosa es el precio que le puedes poner. Sin embargo, el precio deriva de tu capacidad para nominar tu valor. El precio que le pongas a tu valor no es lo último, es tan sólo una condición. Así, pues, es primordial nominar el valor y el precio. Con esa condición no llegas a ningún sitio si no lo pasas a cobro; y el cobro requiere de algo más que reconocer un valor y ponerle precio. Cobrar supone establecer una relación con las personas que van a financiar tu valor; y este hecho está en relación directa con tu capacidad para entender el lenguaje con que el mercado expresa sus necesidades, del cual aparecerá la oportunidad para establecer relaciones concretas con quienes van a recibir el fruto de tus capacidades hechas valor, puestas precio, convertidas en reconocimiento concreto.

Así, pues, evita relacionarte con personas que no valoran lo que haces o lo que eres, aunque ellas pueden ser un reflejo de tu propia postura. Este es un tema sobre el que habría que reflexionar.

Toma de conciencia

Toma de conciencia para personas en proceso de reinvención:

Comprobar hasta qué punto uno puede estar despreciando lo que pretende que la sociedad aprecie.

Pregunta:

¿Es posible esperar que la sociedad reconozca algo en ti que tú ignoras, desprecias o no valoras?